Esperanza en tiempos difíciles

La pandemia ocasionada por el Covid-19 ha afectado la vida de todos de diversas formas. Muchos hemos sentido que los sueños, los proyectos, se detuvieron, quedaron truncados. A pesar de la situación difícil continuamos luchando, la mayor parte del tiempo con nosotros mismos, con nuestra cotidianidad interrumpida, intervenida y transformada. Nos esforzamos por mantener la esperanza.

Tener esperanza nos ayuda a levantarnos cada mañana a pesar de las dificultades, nos da fuerza para buscar salida a las dificultades cuando nos resulta difícil creer que es posible. No en vano el adagio popular nos dice que “la esperanza es lo último que se pierde”. Sin esperanza no es posible crear ni estar preparados para los cambios que nos trajo la pandemia; por ello he hecho de la ESPERANZA mi inspiración en este 2020.

Con esta inspiración empecé una conversación con amigos sobre aquello que mantiene viva su esperanza. Esta conversación me impulsó a trabajar en una obra que he denominado Mapa de esperanza. Este mapa se está construyendo a partir de las conversaciones y los motivos de esperanza compartidos.

A través de mi blog y de mis redes sociales invité a amigos y contactos a colaborar compartiendo sus motivos de esperanza, los cuales me comprometí a representar a través de una obra plástica con el ánimo de motivar a otros a mantener viva la esperanza en medio de esta difícil situación vivida por todos los seres humanos.

El proceso de construcción de Mapa de esperanza ha iniciado en septiembre de 2020 y puedes encontrar información sobre su desarrollo en mi blog y en mis redes sociales.