Ciudad Buchón

 

Durante el 2018 la reflexión sobre el uso y consumo de la ciudad, motivó mi participación en la convocatoria de joyería contemporánea Bogotá una joya verde que realiza el clúster de joyería de la CCB bienalmente. Mi exploración empezó por el tipo de huella que deja en la ciudad la elaboración de joyería y cómo esta huella puede ser reparada.

La idea fue ayudar en la incómoda tarea de reflexionar sobre las prácticas de fabricación de joyas que deben desaparecer para desarrollar una joyería limpia, tales como la elaboración de piezas con metales sin certificados de origen, la emisión de gases no filtrados, el vertimiento de ácidos sin tratamiento al alcantarillado. Los controles del Estado existen, pero el compromiso con los procedimientos responsables y limpios deben ser una opción de cada empresario minero y joyero.

Pensando principalmente en el cuidado del agua, decidí desarrollar mi propuesta de joyería contemporánea a partir del concepto de Ciudadanía como motor de un cambio hacia la creación de una cultura de sostenibilidad.  Utilicé la metáfora del Buchón de agua, (Eichhornia crassipes) que expresa de manera sintética nuestro comportamiento a la vez creativo y depredador.

Originaria de nuestra amazonia el Buchón tiene una gran capacidad de purificar el agua, a tal punto que estudios científicos han recomendado su uso para purificar las aguas contaminadas con mercurio.

A pesar de la gran capacidad de esta planta de purificar el agua de metales pesados, su rápido crecimiento y su largo ciclo vital, la hacen una amenaza para humedales y lagos a los cuales puede terminar secando en poco tiempo. Su proliferación es difícil de manejar y en ocasiones se vuelve incontrolable.

El crecimiento de esta planta que puede devorar su propio hábitat hasta morir es comparable con nuestra ciudadanía irresponsable con las fuentes de agua.  En mi pieza representa a la vez la capacidad humana de reparar el daño mediante una decisión ciudadana responsable.

Una letra C, que evoca a la ciudadanía y a la forma de las hojas de Buchón, se convirtió en el módulo básico de mi pieza que decidí denominar Ciudad Buchón.

El material de las hojas es papel elaborado con fibra de buchón por la cooperativa de mujeres Molino de papel, la cual contribuye al control del Buchón mientras genera ingresos para sus familias.

El módulo se repite continuamente anudado a una gargantilla con cierre bulboso realizada con tubería de cobre reutilizada para crear un collar que evoca el desafío de crecer sin depredar.

Los módulos se adhieren a la estructura mediante nudos de encuadernación de libros que enlazan los módulos con hilos de algodón y yute creando repeticiones apretujadas y sinuosas y que recuerdan tanto las raíces de la planta como el conocimiento que debemos usar para impedir el deterioro de las aguas.

El collar Ciudad Buchón es una pieza de joyería interactiva que crece con el aporte de todos aquellos que visiten las galerías donde se exponga el collar y deseen participar en el desarrollo de la pieza.

Ciudad Buchón es una invitación, al sector joyero y a la ciudadanía en general a desarrollar un compromiso de descontaminar y preservar las fuentes de agua de la sabana de Bogotá para convertirla en un auténtico tesoro verde.

Para observar el crecimiento de la pieza en la su última exposición haz click aquí.