Colección La literatura se lleva puesta

 

La colección La literatura se lleva puesta celebra nuestra identidad colombiana representada en Cien años de soledad.

Se inspira en las fantásticas imágenes que me evoca su lectura.

Cada pieza está diseñada como un pretexto para conversar.

Quienes admiramos esta novela, y la hemos leído cien veces o una, podemos decir que la llevamos en el corazón. De ahí la idea de celebrar con esta serie de broches sus 50 años.

Siete broches, para siete generaciones, que tienen el propósito de presentar el lenguaje de la colección, constituido por letras con las que escribo y cuento mi encuentro con esta historia.

Para realizar esta serie he desarrollado un alfabeto a partir de mi caligrafía y he tomado la letra B como inicial de los Buendía, que sirva de insignia, para representar el nacimiento, crecimiento, desarrollo, declive y fin de esta familia, a partir de movimientos y repeticiones que representan las particularidades de cada generación.

 

Broche primera generación Buendía
Broche segunda generación Buendía
Broche tercera generación Buendía
Broche cuarta generación Buendía
Broche quinta generación Buendía
Broche sexta generación Buendía
Broche séptima generación Buendía.

Este recorrido, que nos adentra en el mundo de Cien años de Soledad, es una invitación a leer o releer la novela, pero sobre todo a conversar sobre ese mágico mundo, construido con maestría, como una joya preciosa. Es una invitación a conversar sobre lo que somos,  porque creo que en el país es el momento de la palabra.

Elaboré cada pieza en plata certificada de origen de mina, de ley 925, con técnicas clásicas de calado y armado, y acabados en oro y pátinas.