Muchas veces oímos decir que los seres humanos nos comportamos como una plaga y que nuestra existencia amenaza la sobrevivencia del planeta. Sin embargo, hemos desarrollado cultura y con ella una gran capacidad para transformar nuestro entorno y a nosotros mismos, lo cual no sólo le ha dado a la humanidad una gran capacidad de destrucción, también una fuerza creativa que a los más optimistas nos permite soñar siempre con un mundo mejor.

Pensando en esta dualidad humana desarrollé mi pieza denominada Ciudad Buchón para el concurso de Joyería 2018 Bogotá una Joya verde de la CCB. Elegí el concepto de Ciudadanía como motor de un cambio hacia la creación de una cultura de sostenibilidad,expresada mediante la comparación de una ciudadanía responsable con el crecimiento de la planta Eichhornia crassipes más conocida como Pato o Buchón de Agua, la cual es muy común en los humedales de la sabana bogotana y temida como plaga en el río Bogotá. (Puedes encontrar información detallada sobre el proceso de creación de esta pieza en esta misma página en la sección Inspiración 2018)

Esta pieza fue una de las 15 piezas obras de joyería contemporánea seleccionadas para la exposición mencionada, de entre las cerca de 50 propuestas presentadas. La pieza fue expuesta durante un mes en la Sala ArtBo de la Cámara de Comercio de Bogotá con las otras 14 piezas de joyeros que aceptaron el reto de hablar sobre la joyería sostenible.

Yo decidí que el collar Ciudad Buchón sería una pieza interactiva que permitiría a quienes visitaran la exposición participar mediante el aporte de un nuevo módulo que podía elaborar a partir de las partes en forma de C que dispuse junto a la pieza, con las indicaciones correspondientes para interactuar con el collar y contribuir al crecimiento de la pieza de joyería contemporánea.

Su significado ligado a nuestro comportamiento ciudadano, tanto en su arista irresponsable como responsable y comprometida con una planta que tiene un crecimiento enloquecido a tal punto que puede beberse hasta la última gota de agua de su hábitat y después morir. Y a su vez tiene una gran capacidad de purificar el agua hasta de contaminantes como el mercurio. Esta capacidad tan similar a la que teneos los seres humanos para reparar el daño causado y desarrollar un comportamiento responsable y sostenible, es una invitación a los visitantes de la exposición, al sector joyero para ejercer y a la ciudadanía del mundo en general para que desarrollemos las posibilidad de crear y consumir joyería de manera limpia.

Fue muy emocionante que en la primera exposición realizada durante el mes de septiembre de 2018, el aporte de los visitantes hiciera crecer la pieza más de 100 cm, desde su tamaño original a medio torso hasta llegar al piso, con un acto simbólico de compromiso con la generación de mejores prácticas de consumo de joyería.

Observé que los participantes idearon nuevas formas de anudar los bordes de las C para convertirlas en hojas. Me sorprendí con actitudes juguetonas, reflexivas y rituales que manifestaron un deseo inmenso de construir una ciudadanía responsable. Agradezco enormemente esa participación que me enseñó y me conmovió como joyera y como ciudadana.

En el siguiente Gift se puede observar el crecimiento que obtuvo en la exposición de 2018

En posteriores exposiciones seguirá creciendo y continuará el ciclo del reciclaje.

La pieza matriz Ciudad Buchón es una invitación a realizar un ejercicio de ciudadanía responsable, a ejercer nuestra capacidad de detener y reparar el daño ambiental que hayan podido ocasionar nuestras prácticas de producción y consumo. A ser ciudadanos responsables y creativos en el cuidado del medio ambiente.